criptomonedas

En los últimos años las criptomonedas han tenido un repunte muy significativo en el ciberespacio, llegando a ser utilizadas en lugar del dinero en común.

Que son las Criptomonedas?

Son monedas virtuales que se basan en la criptografía (cifrado de seguridad) para certificar las transferencias o los pagos de productos y servicios.

Las criptomonedas son un tipo de moneda alternativa que solo existe en internet y cuyo almacenamiento es digital.

Estas monedas digitales se crean a través de un proceso llamado “minería” donde mineros van añadiendo los registros de las operaciones que se realizan en el libro público de determinada criptomoneda.

De las criptomonedas mas utilizadas y mas conocidas es el Bitcoin, esta moneda virtual a alcanzado un gran valor a través de los años llegando a valer 22 mil dolares.

Para empezar, debes saber que las criptomonedas conocidas también como bitcoins son un medio de pago intangible y descentralizado alternativo al dinero tradicional. Es decir, a través de estas monedas virtuales podemos realizar operaciones utilizando un cifrado digital, que lo dota de seguridad, sin necesidad de intermediarios.

Las criptomonedas no se materializan en papel o en tarjetas de crédito. En este caso, el dinero se encuentra en carteras virtuales protegidas mediante una cadena de bloques, o base de datos, que recibe el nombre de Blockchain. En estas carteras, también llamadas wallet, se registran todas las operaciones realizadas por cualquier persona que tenga una criptomoneda.

¿Para qué sirven las criptomonedas?

Las criptomonedas siguen siendo monedas, pero digitales. Esto quiere decir que tienen el mismo uso que cualquier otra moneda física. Así, podemos realizar pagos entre personas. De hecho, empresas como Microsoft, Destinia, WordPress y otras, ya permiten comprar con bitcoins, u otras criptomonedas, en sus páginas webs.

Ventajas y desventajas de las criptomonedas

Para profundizar sobre esta nueva forma de administrar el dinero, resulta interesante conocer cuáles son sus beneficios, así como sus riesgos.

En este sentido, tenemos que señalar que las criptomonedas se caracterizan por ser volátiles. Un elemento que se encuentra entre la ventaja y la desventaja, ya que el usuario puede duplicar sus ganancias de un día para otro, así como puede también perderles rápidamente.

Ventajas de las criptomonedas

Estas monedas virtuales no están reguladas por ningún tipo de organización gubernamental, como puede ser el Estado, bancos, instituciones financieras o empresas. Esto da la posibilidad de poder utilizarlas en cualquier parte del mundo.

Por ejemplo, Bitcoin afirma que “de la misma manera que nadie controla la tecnología detrás del correo electrónico, Bitcoin tampoco tiene propietarios”. Así, este tipo de criptomoneda está controlada por todos sus usuarios. Por lo tanto, aunque los programadores mejoran su software, no pueden hacer un cambio sin el consentimiento de todos los clientes.

●           Son seguras

Según, los expertos es imposible la falsificación o duplicación de las criptomonedas gracias a una sofisticada combinación de técnicas criptográficas probadas. En este sentido, cada persona cuenta con unas claves criptográficas que son necesarias para realizar cualquier tipo de operación digital.

●           Algunas criptomonedas son deflacionarias

Criptomonedas como Bitcoin o Litecoin han limitado la emisión de sus monedas virtuales. En el caso de Bitcoin, a 21 millones y Litecoin a 84 millones. Esto las convierte en criptomonedas deflacionarias, ya que la emisión de estas divisas digitales se reduce con el tiempo.

●           Poseen transacciones irreversibles

Otras de sus ventajas son las transacciones irreversibles. Es decir, si se utilizan las criptomonedas, ningún tercero puede cancelar o modificar una transacción ya realizada. Esto es así porque no están reguladas por un órgano central que pueda acceder a las mismas.

●           Se caracterizan por su inmediatez

Una de las ventajas para los e-commerce, por ejemplo, es su inmediatez. Si tenemos clientes internacionales, esta modalidad de pago podría agilizar mucho el proceso de cambio, sobre todo entre bancos de países que no dispongan de tratados entre sí, y tengan que pasar por un banco central, haciendo que los procesos de pago se retrasen varios días.

●           Son transparentes

Todas las transacciones realizadas a través de Blockchain son públicas. El archivo de la cadena de bloques se guarda en múltiples ordenadores de una red, y no en un solo lugar. Así, este tipo de almacenamiento le permite que sea legible para todos los usuarios, haciéndolo transparente y difícil de alterar.

Desventajas de las criptomonedas

Al mismo tiempo, encontramos una serie de desventajas en las criptomonedas que pueden ser la causa de su no asentamiento en la sociedad y su desconfianza en los posibles y futuros usuarios.

●           Posible pérdida de dinero

Uno de sus principales peligros, y su más arriesgada característica, es que si pierdes la clave privada para acceder a tu wallet, pierdes todo el dinero que tenías en la misma, ya que es dinero virtual. Por eso, es aconsejable tener una copia de seguridad de tu cartera para evitar esta fatídica situación.

●           Cambios y falta de regulación

Actualmente se está trabajando ya en su regulación y existen varias directivas de la Unión Europea pendientes de aprobación.

En España, ante la vertiginosa expansión que vienen teniendo las criptomonedas, en particular para el uso de remesas y también como activo de inversión, se esperan nuevas regulaciones en la materia. En este sentido, la Agencia Estatal para la Dirección Tributaria de España señala que “en relación con los riesgos fiscales observados en las operaciones realizadas con criptomonedas” continuarán las actuaciones a partir de las directrices generales contenidas en el Plan de Control Tributario y Aduanero.

●           Desconfianza en los posibles usuarios

Aunque la tendencia de las criptomonedas ha sido creciente en estos últimos años, muchas compañías no se han atrevido todavía a utilizar esta moneda virtual. Uno, debido al riesgo de las fluctuaciones de precio, y dos, por el desconocimiento de los beneficios que pueden aportar las criptomonedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *